¿QUÉ SON?

Aguas residuales domésticas procedentes de lavamanos y duchas.

¿POR QUÉ?

Estas aguas se vierten a desagüe, pero se pueden tratar y reutilizar para riego, o llenado de cisternas de inodoros, con un ahorro del 40% sobre el consumo de agua potable.

¿DÓNDE?

  • Viviendas Unifamiliares, apartamentos, edificaciones verticales…
  • Turismo, Hoteles, campings, casas de turismo rural…
  • Administración: escuelas, oficinas…
  • Ocio: complejos deportivos.

Normativa: Existen normas municipales que fomentan el uso de aguas grises. (Ej. Ordenança Estalvi d’aigua Sant Cugat)


Tratamiento de aguas grises superior a 50 EH